Romería 2015 en Naharros

Vídeos


Imágenes
Romería 2015 en Naharros, Cuenca
Misa del Sábado. Romería 2015. Foto: Sergio Rubio
Artículo

El 18 de Julio de 2015 el pueblo conquense de Naharros acogió el evento más grande y multitudinario que en él se ha visto: La II Romería, un evento creado por D.Alberto García que consistía en hermanar a los pueblos de Cabrejas, Villar del Horno, Naharros y Horcajada de la Torre.

El año pasado se celebró en Horcajada y fue tan grande que se escuchó en los demás pueblos de alrededor, tanto que el pueblo de Pineda de Gigüela se apuntó para este año, pasando a 5 el número de pueblos a hermanarse, es decir, 4 pueblos que tuvimos que acoger los de Naharros.

La II Romería empezó a organizarse en Semana Santa, vendiendo papeletas para la rifa de una cesta en los pueblos invitados y planeando la organización y decoración del evento, algo que no fue fácil y nos llevó algunos días: Había que contratar un autocar para acercar a nuestros vecinos más mayores, contratar la música, preparar la merienda, montar la iglesia en la calle, decorar el pueblo, etc. Es decir, muchas cosas que requerían muchas manos.
Para la misa del Domingo del año pasado, se contrató a un coro que animó los cánticos. Este año, D.Cirilo Sánchez, párroco del pueblo decidió que el coro estuviese protagonizado por los vecinos de los pueblos a hermanarse, y durante una semana estuvo enseñando por las tardes las canciones que se cantarían, acompañadas de la guitarra.

Pero los preparativos más fuertes empezaron la semana de antes al evento: Las mujeres hicieron flores de papel que se pusieron con hojas verdes de hiedra y laurel en las vallas de la plaza y del muro, se hizo un arco con los mismos materiales por donde pasaría la procesión, y los vecinos empezaron a limpiar la iglesia y el pueblo en general… Pero no todo fue decorar el pueblo, pues también había que preparar el picoteo, hacer flores dulces, el zurra y la limonada (que por cierto triunfaron), lo que supuso acostarse más allá de las 3 de la madrugada (Tere, Susana, Gabri y Mari Carmen saben bien de lo que hablo).

Y llegamos al viernes 17, el día de antes, en el que hubo que dejar toda la decoración montada para tener que dar al día siguiente sólo unos últimos retoques.
El pueblo amaneció sobre las 6 de la mañana y sobre las 8 ya estaba Jorge montando la iglesia fuera con dos módulos de andamios para construir un altar de 4 metros de altura y 2 de anchura en el que iría presidiendo nuestra patrona la Virgen del Rosario. Mientras tanto, sacábamos los bancos y los técnicos, con la ayuda de los vecinos, colocábamos los altavoces y preparábamos la megafonía. Paralelamente, se iba emplatando y poniendo en bandejas la comida para el picoteo y montando el escenario. Más de medio pueblo estaba volcado en el evento ayudando a su preparación.

Por la tarde, a eso de las 5, se dieron los últimos retoques al altar, velas, ajuste de volúmenes y balances de blancos para estar preparados y recibir a los 4 pueblos, que empezaron a llegar en autocar y coches sobre las 6 de la tarde.

Cabrejas y Villar del Horno llegaron con sus respectivas patronas Santa Quiteria y la Virgen de Subterránea en coche, y Horcajada de la Torre con la Virgen de los Remedios y Pineda de Gigüela con Santa Ana optaron por seguir nuestro ejemplo del año pasado y vinieron en procesión por la carretera escoltados por la Guardia Civil. Horcajada vino como Naharros, empujando del carro de la Virgen y Pineda prefirió enganchar el carro a un coche. A sus llegadas, todas fueron recibidas en la plaza con aplausos por la multitud.
Una vez allí, se entregaron los centros de flores a las invitadas, y se inició la procesión hasta el calvario del pueblo. Las imágenes subieron por la carretera, dieron la vuelta al calvario, bajaron por la calle Argel, bordearon la plaza, pasaron por el arco y llegaron a la Iglesia, donde colgaba una bandera del Vaticano y otra de España del campanario. Colocamos las imágenes a los laterales del altar y se inició la Santa Misa, oficiada por D.Alberto García, D.Cirilo Sánchez y el Padre Ángel. 

En la misa, el pueblo de Naharros con Tere y Susana de portavoces y organizadoras del evento, agradeció tanto a las más de 500 personas que acudieron como a los párrocos que esta Romería hubiese sido posible. Durante la misa, se cantaron las canciones que previamente se habían ensayado y se repartieron las lecturas, de manera que cada pueblo protagonizase una entre la misa del Sábado y la del Domingo.
Finalizada la misa, en la que autoridades locales como Ángel Custodio, y provinciales como Benjamín Prieto y Fran Domenech hicieron acto de presencia, hicimos un paréntesis para sacar fotografías del altar y de nuestras patronas y a continuación empezó el picoteo ofrecido por el pueblo de Naharros: chorizos, morcillas, langostinos, embutido, zurra, limonada, flores dulces, etc… Además, el pueblo de Horcajada trajo buñuelos hechos por las mujeres, entre otros.

Antes del baile, pasamos las imágenes al interior de la Iglesia, donde pasaron la noche.
El picoteo lo bajamos con el Dúo “Los Salados”, que nos acompañó un par de horas con su música, y al acabar, los pocos que quedaban en pie pudieron ver a una zorra que se acercó a la iglesia a comer lo que quedaba por el suelo.

A la mañana siguiente, D. Cirilo Sánchez ofició la misa a las 11, a la que no acudió tanta gente como el día anterior. En esta misa, Tere de Horcajada, Merce de Pineda, María Jesús de Villar del Horno y Jose María de Cabrejas, los portavoces de los pueblos invitados, agradecieron tanto al pueblo anfitrión como a los párrocos la celebración del evento, que destacó tanto por su decoración como por su organización, y por nuestra parte, les entregamos unos diplomas de recuerdo y pasamos el testigo a Villar del Horno.
Tras acabar la misa, fuimos en procesión hasta la plaza, donde cantamos la “Salve Madre” y las despedimos. Tocando ahora lo peor: Recoger y desmontarlo todo.

Comentarios